ECONOMÍA

El nuevo presupuesto español y las perspectivas para los operadores de apuestas en línea

18 February 2018

Con el objetivo de atraer a las casas de apuestas online a realizar transacciones bajo el marco de la Ley, el gobierno Español presentó dentro del Proyecto General del Estado para el año 2018, una propuesta que recoge la reducción de impuestos sobre actividades de juego, el cual pasó de 25% al 20% aplicable a los ingresos netos en todo el territorio nacional, con excepción de Ceuta y Melilla, que por ser ciudades autónomas, se establece un tipo de bonificación del 50%, lo que ubica el tributo en solo un 10% de los ingresos netos.

Esta propuesta que plantea la disminución de 5 puntos porcentuales, indudablemente será del agrado tanto de Caliente Casino e los otros operadores de apuestas en línea similares, como para aquellos que están considerando incursionar en este campo. Sin embargo, la tardía concesión de licencias para las operadoras potenciales, asociadas además al crecimiento del público apostador, en los que se perfilan jugadores en edad juvenil, podría acelerar el nacimiento de un mercado negro.

Un escenario mayormente atractivo para las operadoras actuales y potenciales, consistiría en la reducción de impuestos, acompañada del avance en el otorgamiento de licencias, lo cual marcaría un referente para otros países relacionado con el manejo fiscal y jurídico de las operadoras de apuestas, centrado en la minimización de impuestos e incremento de los tributos, dado que las regulaciones proyectadas en ciudades como Pavia y Piamonte, donde fue regulada la ubicación de maquinaria local para apuestas, representarían la posible aniquilación de la industria de apuestas.

Estos escenarios, hacen que los estatutos se perciban como contradictorios, en el caso de Piamonte, alrededor de 96% de las operadoras de juego han cesado sus transacciones, a causa de la normativa que regula este campo, enfocada en la medida de distancia a las máquinas, el cual consiste en la restricción operadoras de juegos de sitios considerados sensibles. En este contexto, aún se discierne si las disposiciones en esta matera influyen en el incremento de máquinas ilegales. Lo que queda claro, es que el número de jugadores no disminuye por los cambios en el marco legal, al contrario, el cambio de modalidad de terrestre a online, ha permitido el crecimiento exponencial de las apuestas en internet hasta de un 30%, en comparación a las terrestres que, en el 2017, mostraron una disminución de 5% en tierras italianas.

En este contexto, existen diferentes casos en los que las regulaciones, pueden ser cuestionadas, considerándose una limitación que va en detrimento de los apostadores y más directamente sobre las operadoras de apuestas, dando la posibilidad de incrementar el mercado ilegal, por el posible exceso de limitaciones. No obstante, combinar la reducción del impuesto con otras ventanas de posibilidades que puedan favorecer a las operadoras de apuestas online en España, resultaría más eficiente, no solo para disminuir las transacciones ilegales en esta materia, sino además para acrecentar el mercado terrestre y online que se encuentra en pleno auge ganando cada vez mayor popularidad.